18 de julio de 2010

Las siete mejores chocolaterías de Buenos Aires.



Hasta hace unos diez años, era común que la gente regalara cajitas de bombones surtidos. Ahora, los chocolates se complejizaron y traen nuevas propuestas.
Antes, uno iba a una confitería llamada “El flautín travieso”, y pedía un cuarto de bombones surtidos para que las viejas secretarias le consiguieran turnos repentinos con el médico, para que una esposa soportara diez años más de matrimonio, o para que una tía solterona lo considerara a la hora de redactar su testamento. Si eran ricos, mejor, pero no era lo importante. Con regalar esa cajita milagrosa alcanzaba, aunque los bombones fueran una espantosa argamasa de margarina y azúcar Chango.
Pero eso era antes. Porque ahora, comprar chocolates dejó de ser una atención para empezar a ser una experiencia cultural, sensorial, un ritual de coquetería sibarita. Planeta Joy te muestra las chocolaterías favoritas de Buenos Aires.


Chocolate para modernos

1. COMPAÑIA DE CHOCOLATES: la vanguardia
Compañía de Chocolates se define a sí misma como la vanguardia del chocolate. En sus dos tiendas, son casi los únicos que tienen a la vista todos los datos de origen y tipo de ingredientes de sus bombones, que además decoran uno a uno con pincel. Tienen varias colecciones de bombones al corte, con especias, infusiones, flores, frutos y una especial que se llama Orígenes que usa cacaos de todo el mundo con diferentes intensidades y granos. Algunos ejemplos de los más llamativos son el de pulpa de coco con curry indio en chocolate 42% con leche, el sólido 55% de pureza con pétalos de azahar, el bombón de chocolate 70% relleno con oliva, o el intensísimo chocolate carenero superior (variedad trinitaria) de origen venezolano con 80% de pureza. Sus hits son la tableta y el bombón de 55% de cacao de Pará con infusión de canela (4 bombones $22 o $16 la tableta de 40 gramos) y la tableta de 42% de cacao con almendras ahumadas y sal ($16 la de 40 gr. y $26 la de 80 gr). Todos imperdibles.
(Beruti 4634, Palermo) y sucursales

2. VASALISSA: pura sofisticación
Otros que han renovado el mercado local con sus chocolates en forma de diamante, de peón de ajedrez, domes, camafeos y avellanas. Las creadoras de Vasalissa son la hija y la nieta del creador de Cabsha y su local es tan pero tan lindo que dan ganas de quedarse a pasar la tarde. Si bien es más tradicional en su sabor, Vasalissa descolla por lo sofisticado, lo perfecto, lo femenino de su propuesta. Nos encantaron la pirámide de Papua 68%, la trufas de rosas, los bombones de frambuesas y amarenas, la trufa Venezuela 71% (todos entre 4 y 5 pesos por unidad) pero lo que más nos cautivó fueron sus tarros de cerámica de chocolate chaud (para taza) tradicional, con menta, a la mexicana (con pepperoncino) y uno negro, extra intenso y amargo a 70 pesos.
(Callao 1940, Recoleta) y sucursales

3. KAKAWA: alto diseño
Para paladares más clásicos, pero mucho más concentrados en el diseño, Kakawa también hace lo suyo desde Olivos, con sus bombones, esferas, tabletas y mosaicos de chocolate belga y varietales de Africa, Ecuador, Venezuela, Costa Rica y México con distintos porcentajes de cacao, con o sin leche, con más o menos azúcar, a gusto del consumidor. Hay bombones de turrón de yema y castañas, dúos de marroc en dos chocolates, triángulos de gianduja al café, lingotes macizos de chocolate puro y mosaicos finitos, crocantes, deliciosos de chocolate blanco. ¿El preferido por los clientes? La esfera calada de chocolate ($79) para quienes quieren regalar algo deslumbrante y el bombón de almendra caramelizada en pasta de almendras con chocolate amargo y nibs de cacao garrapiñados (desde $21 la caja) para quienes prefieren concentrarse en el sabor.
(Debenedetti 3895, Olivos)

4. TIKAL: la medida justa entre lo clásico y lo nuevo
Dentro de los más tradicionales, aunque igualmente gourmet está Tikal, que trabaja un cacao de cuatro blends que mezcla granos de Ghana, Ecuador, Venezuela y Trinidad, además de un cacao súper negro de Costa de Marfil. Sus bombones de frutos patagónicos, sus trufas de té negro, sus barritas de menta con limón, o sus domes de vino Malbec ($3 c/u, cualquiera de ellos) usan vainilla de Madagascar, leche de coco de Ceylán, pimienta jamaiquina, y té de China y Sri Lanka entre sus ingredientes y son la medida justa entre lo clásico y lo nuevo. ¿Los más pedidos? Si bien lo que más venden son los bombones de dulce de leche o de frutos de El Bolsón debido al turismo deseoso de saborear las variedades locales, su hit es un bombón en forma de tacita de chocolate semi amargo rellena con crema de moka, que se consigue por $3 en cualquiera de sus sucursales. Bonito y sencillo.
(Florida 165, Centro) y sucursales

Chocolate para conservadores

Para los que todavía no se animan al chocolate con oliva o todavía creen que una tableta no se beneficia con una pizca de sal de Maldón del Mediterráneo, hay chocolate clásico para rato. Pero no cualquiera. Estos son nuestros recomendados.

5. EL VIEJO OSO
Ofrece las trufas de café, cognac, ron y cereza de toda la vida en sus tradicionales y señoriales cajitas coloradas, una garantía de calidad, para abuelas golosas (desde $10 la caja de dos trufas).
(Debenedetti 602, Vicente López / T. 011-4794-57786)

6. CHEZ PHILLIPE
La confitería del chocolatier Phillipe Zellwegger se inscribe bajo el lema “tradición y calidad”, se especializa en recetas suizas y jura que es la única en Argentina que hace bombones de mazapán 100% (desde $22 los 100 gramos).
(Catamarca 2188, Martínez / T. 4717-1954)

7. CHOICE CHOCOLATIER
De los mismos dueños de Fénix y Salgado Chocolate. Ofrecen, además de bombones y lingotes, las barras Salgado con denominación de origen (para degustar el chocolate purísimo, sin mezclar con otro tipo de granos) en sus variedades Ocumare, Esmeraldas, Bahía Superior o Río Arriba que vienen cada uno de un país distinto y de un grano de cacao diferente (entre 17 y 22 pesos).
(Callao 2034, Recoleta) y sucursales

BONUS TRACK

Si viajás al sur, no dejes de pasar por Mamushka, Abuela Goye (tiene una sucursal en Buenos Aires pero los precios no son los mismos, claramente), Rapa Nui (una nueva marca que es de las mejores que probamos, especialmente las trufas) y los que la familia Goye disidente fabrica artesanalmente en Colonia Suiza (todos entre 115 y 130 el kg de bombones al corte y en rama).

por Carolina Aguirre


http://www.planetajoy.com/?Los_7_mejores_lugares_para_comprar_chocolates&page=ampliada&id=1805

3 comentarios:

Fiona dijo...

HUMMMMMMMMMMMMMMM
QUE RICO PAME,Y YO COMIENDO ALFAJORES LA COLONIA QUE ME TRAJO SHREK DE COMODORO RIVADAVIA ,UN AMOR.......
CUIDATE +FIONA

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Saludos, muy interesante el articulo, espero que sigas actualizandolo!